15/12/2020

10 AÑOS ESPECIALIZADOS EN CUBIERTAS FRÍAS


En el presente 2020 se cumplen 10 años de la primera aplicación de lo que se conoce como Cubierta Fría o Cool Roof. En aquella época empezamos a apostar por la eficiencia energética y la sostenibilidad con la aplicación de este tipo de sistemas que han ido adquiriendo poco a poco más vigencia e importancia de cara a los objetivos medioambientales que se nos vienen exigiendo tanto por parte de las administraciones como de nuestros clientes.

Para exponer rápidamente lo que vienen a ser las Cubiertas Frías o Cool Roof hay que entender como fundamentales tres conceptos:

- La reflectividad representa el porcentaje de rayos solares reflejados. La reflectancia de un acabado en blanco permite conservar la temperatura fresca de un edificio.
- La emisividad es la parte de calor devuelto al exterior en el aire sin llegar a ser transmitido al interior del edificio.
- El Índice de Reflectancia Solar indica la capacidad de un material para reflejar el calor.

En una ciudad, las cubiertas suponen más de un 20% de su superficie y por tanto su correcto diseño e instalación influyen directamente en el comportamiento térmico del edificio, pues las cubiertas son responsables de hasta el 30% de la pérdida de energía de un edificio.

En épocas de altas temperaturas, se acentúa el efecto “Isla de Calor” que consiste en un fenómeno de origen térmico por la gran diferencia de temperatura existente entre el núcleo urbano y sus alrededores provocando un incremento de consumo eléctrico utilizado para refrigeración y por tanto mayor contaminación.

España es un claro ejemplo para la aplicación de las Cubiertas Frías para mitigar el efecto Isla de Calor, este tipo de cubiertas en acabado blanco ofrece alta reflectancia y emisividad de calor, y en combinación con la temperatura superficial podemos obtener el Índice de Reflectancia Solar que nos aportará el sistema aplicado en la cubierta. Cuanto mayor es el índice SRI menor sobrecalentamiento del edificio obtendremos, siendo las membranas blancas las que mayor índice SRI obtienen.

Resúmen de ventajas de las Cubiertas Frías o Cool Roof:

Exterior
- Reducción de la carga térmica de instalaciones en cubiertas.
- Aumento de la vida útil del sistema de impermeabilización.
- Aumento de la vida útil de los equipos de climatización.
- Reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.
- Reducción del 50% del impacto del edificio sobre los efectos de las islas de calor.
- Mejora de la calidad del aire
- Mejora del rendimiento de las instalaciones solares.
- Incremento del valor de mercado del edificio.
Interior
- Disminución de la temperatura interior de hasta 5ºC
- Aumento de confort en verano para los usuarios de los edificios
- Ahorro de energía de hasta el 20%



Fuentes: AIFIM, Cool Roof Rating Council (CRRC), European Cool Roof Council (ECRC), LEED